FOTOS FALLAS 2012 083

El uso del móvil está completamente generalizado y estamos acostumbrados a ver personas por las calles, en los transportes públicos, en las colas… que están utilizando sus móviles. Sin embargo, el uso que algunas personas hacen de los móviles,  se convierte en una conducta que se escapa a su control, llamada adicción al móvil.

La adicción al móvil cada vez  “engancha” a un número mayor de personas. Tarifas planas, incorporación de Internet en los móviles, comunicación a través de whatsapp… favorecen la aparición y mantenimiento de esta conducta adictiva.

                Las personas con adicción al móvil tienen:
               – la necesidad de llevar siempre el  móvil encima y encendido, aunque estén realizando otras actividades (en clase, en el trabajo, comiendo con amigos y/o familiares…)
                 – Se sienten ansiosos, nerviosos, deprimidos o irritables si no pueden utilizar el móvil, están pendientes de enviar o recibir whatsapps, de conectarse a las redes sociales, a través de móvil, etc.
                – Invierten cada vez más tiempo y/o dinero en el móvil y no reconocen y/o engañan acerca de  la cantidad de horas y  de dinero que gastan en el móvil.
                 – Les resulta casi imposible no poder utilizar su móvil a pesar de los problemas familiares, económicos, etc. que les  está creando, viéndose afectado negativamente su rendimiento académico y/o laboral.
                 – Cambian a menudo de móvil, Ipad, I-Phone…, y estás pendiente de los últimos modelos.
                 La adicción al móvil, se entiende como adicción a las nuevas tecnologías, y para salir de ella, se necesita en primer lugar, que la persona reconozca que está enganchada y, en segundo lugar, buscar un tratamiento especializado para superar la adicción y los problemas relacionados con ella.
                Consuelo Tomás. Psicológa y Responsable del Instituto Valenciano de Ludopatía y Adicciones no Tóxicas.

 

 

FOTOS FALLAS 2012 083