mobil          La adicción a  whatsApp es cada vez más frecuente en nuestra Sociedad.

          Sin embargo, la mayor parte de personas con adicción a whatsApp, adoptan una de las siguientes posturas:

           – niegan que tengan un problema, diciéndose a sí mismos y a su entorno frases como, “si quiero, puedo dejarlo”, “yo no estoy enganchado a los whatsApp y cuando quiera puedo dejarlo”,  “todo el mundo mira los whatsApp y yo hago lo mismo”, “estáis exagerando”, etc.

                                                              – reconocen que tienen un problema, pero no entienden que sea un problema adictivo y se averguenzan de que su entorno sepa que tienen este problema y que no tienen fuerza de voluntad.

         Cualquiera de estas dos posturas, les imposibilita reconocer que la adicción a los whatsApp como un problema psicológico que tratado adecuadamente tiene solución.

     Consuelo Tomás Benlloch. Psicóloga y Responsable del Instituto Valenciano de Ludopatía y Adicciones no Tóxicas.