Síntomas para detectar la ludopatía

          La ludopatía, como ya comentamos en la anterior publicación de nuestro blog, es la gran epidemia de nuestra sociedad. Los síntomas para detectar la ludopatía abarcan diferentes aspectos que nos pueden ayudar para saber si nosotros mismos o algún allegado, tiene un problema de adicción al juego o ludopatía.

            Lo primero que hay que tener en cuenta es que la ludopatía no es un vicio, sino un problema psicológico porque es un trastorno adictivo. Cuando nos referimos a las adicciones diferenciamos las adicciones tóxicas y las adicciones no tóxicas o comportamentales. Las adicciones tóxicas son aquellas en las que introducimos una sustancia en nuestro organismo (alcohol, tabaco, cannabis, cocaína…) por diferentes vías (bebiendo, esnifando, fumando…). En las adicciones no tóxicas o comportamentales, aunque no introduzcamos un tóxico en nuestro organismo (tabaco, cocaína, antipresivos…), las personas que las padecen tienen diferentes síntomas que se caracterizan por una pérdida de control y se genera una dependencia. al igual que ocurre en cualquier adicción con sustancias.

      Actividades o el uso de determinados aparatos tecnológicos como comprar, comer, practicar deporte, los videojuegos, utilización del móvil o redes redes sociales…en algunas personas, acaban convirtiéndose en un problema adictivo. Las personas con adicción a las compras, adicción a la comida, adicción al móvil, entre otros, convierten estas actividades en el eje central de sus vidas y no pueden parar de realizarlas, pese a todos los problemas que acarrea la pérdida de control.

         Si nos centramos en la ludopatía o adicción al juego, observamos que el número de personas “enganchadas” al juego,  está aumentando cada año de forma alarmante, sin que seamos conscientes de la gravedad del problema. El juego on line, la incorporación de las máquinas de apuestas deportivas y proliferación de salones de juego en cualquier barrio de nuestras ciudades…han hecho que el número de personas con problemas de ludopatía se haya disparado en los últimos años. Todo ello, frente a la permisividad de las autoridades y “normalización” del juego que impiden que reaccionemos frente a esta gran epidemia que representa la ludopatía.

         En esta publicación señalamos los síntomas para identificar y detectar la ludopatía,  como son siguiendo el  Manual Diagnóstico y Estadístico de los trastornos mentales(D.S.M-V), los siguientes:

      – Invertir cada vez más dinero o tiempo en el juego (bingo, máquinas tragaperras, ruleta, apuestas deportivas, pócker…)

      – Sentir  la necesidad de volver a jugar inmediatamente o más adelante, para intentar recuperar el dinero perdido.

      –  Convertir el juego en el eje central de la vida de la persona, dejando de realizar otras actividades que antes sí le satisfacían

    –   Incluso, cuando no se está jugando, tener la mente ocupada en situaciones de juego (por ejemplo, pensando cómo conseguir dinero para continuar jugando, reviviendo en la imaginación experiencias de juego pasadas o futuras…)

     –  Si se realizan esfuerzos repetidos para controlar, reducir o abandonar el juego, no han dado el resultado esperado porque no se ha conseguido dejar el juego.

    – Si no se puede jugar, la persona se siente nerviosa o irritada. Es lo que lo que los profesionales denominamos síndrome de abstinencia, más conocido como “mono”

     –  Jugar a menudo cuando se experimentan  estados emocionales negativos, como la ansiedad, depresión, culpabilidad.

     – Mentir  y ocultar el grado de implicación en el juego

     – Poner en peligro o se llegar a perder relaciones importantes (pareja, hijos, amistades…). Incluso se puede llegar a perder el empleo o la trayectoria académica o profesional a causa del juego.

    – Intentar conseguir dinero cómo sea y con quién sea para poder continuar jugando o hacer frente a la delicada situación económica a la que ha llevado el juego. Por ejemplo, el dinero para pagar los recibos del hogar, se gastan en el juego con el consiguiente corte de suministros de luz, agua…si  el jugador no pide dinero ya sea de forma legal o ilegal.

     En definitiva, la ludopatía o juego patológico se caracteriza, al igual que ocurre con otras adicciones, por el fenómeno de tolerancia (invertir cada vez más tiempo y dinero en el juego) y el síndrome de abstinencia (sentirse nervioso o irritado si no se puede jugar o es interrumpido). Todo ello acompañado de excusas, mentiras y negación de la situación a familiares o allegados.

       La detección precoz es crucial porque la ludopatía es un grave problema con consecuencias devastadoras en todas las áreas de vida. Sin embargo, no siempre es fácil detectar la  ludopatía porque la persona afectada miente y oculta el grado de implicación en el juego. Incluso, cuando ya no puede negar la existencia de la ludopatía porque la familia lo descubre (por ejemplo, a través  los movimientos bancarios que ponen en evidencia el problema de juego), la persona con ludopatía en lugar de reconocer el problema,  está convencida erróneamente de que puede controlar el juego o que sus allegados están exagerando o dramatizando la situación. En este sentido, se rechaza cualquier posibilidad de ayuda. Por ello, es importante no solo proporcionar tratamiento psicológico a la persona con el problema de ludopatía, sino también aportar apoyo y asesoramiento a los familiares.

Consuelo Tomás – ludopatía – tratamiento de la ludopatía – tratamiento ludopatía Valencia – Instituto Valenciano de ludopatía y adicciones no tóxicas – adicciones – adicciones Valencia – tratamiento adicciones Valencia – adicción al juego – juego – juego patólogico – alcohol – cocaína – antidepresivos

Publicado en blog Etiquetado con: , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Categorías