FOTOS FALLAS 2012 192           La adicción al sexo es un problema psicológico que se caracteriza porque las personas que lo padecen tienen una conducta sexual  fuera de su control  (no pueden dejar de masturbarse, mantener relaciones sexuales con otras personas tanto presencialemente como a través de la Red (cibersexo), comprar y utilizar juguetes sexuales y/oo eróticos, etc.

El comportamiento sexual de las personas con adicción al sexo se basa en un patrón de conductas pesistentes y repetitivas, centrado en la necesidad de incremetar el número de relaciones sexuales, en la duración excesiva de las prácticas sexuales y/o en el empleo de una cantidad excesiva de tiempo en la búsqueda de las prácticas sexuales.

Las personas con adicción al sexo no pueden  no pueden evitar o detener esta conducta sexual. Se sienten irritadas y sienten gran tensión si no pueden llevar a cabo sus prácticas sexuales.

La adicción al sexo provoca cambios severos de humor y aparición de sentimientos negativos relacionados con la actividad sexual ( depresión, euforia, sentimiento de culpa…).

Esta conducta sexual  inapropiada hace que tenga consecuencias graves de todo tipo: relaciones interpersonales, legales, médicas, etc.

Es imprescindible las ayuda de profesionales expertos  para “desenganchar” a las personas adictas al sexo, mediante tratamientos especializados, adaptados a las necesidades y particularidades de cada persona.

Si desea más información, puede ponerse en contacto con el Instituto Valenciano de Ludopatía y Adicciones no Tóxicas. Tel: 963 941 587.