Apuestas online: donde puede acabar la diversión y empezar la adicción

         Os pasamos los comentarios  en Economia3.com, realizados por Consuelo Tomás, psicóloga y responsable del Instituto Valenciano de Ludopatía y Adicciones No Tóxicas, en la entrevista realizada por el periodista Juan Antonio Gallart el pasado agosto. La ludopatía, lamentablemente, se ha convertido estos años en un tema de creciente actualidad que afecta cada vez a un mayor número de personas cada vez más jóvenes. Por ello, pensamos que os pueden resultar de interés las observaciones realizadas por Consuelo Tomás  que aportan algunas claves para entender el crecimiento de la ludopatía a través de las apuestas deportivas y el impacto negativo en la sociedad.

Apuestas online: donde puede acabar la diversión y empezar la adicción

Consuelo Tomás: “La ludopatía es una adicción invisible, que se da en el seno de la familia, y pese a los estragos que causa, no representa un coste sanitario”

        Fútbol, pasión de multitudes”, fue uno de los claims que popularizó el desaparecido comentarista deportivo Andrés Montes en la pasada década. El deporte rey ha servido de ejemplo de superación, compañerismo y sacrificio en muchos casos; también, como es de sobra sabido, ha generado violencia y muerte desde hace muchos, muchos años. Quizás estamos hablando del espectáculo más mayoritario del mundo. En España, a partir de 2013 -en uno de los peores años de la crisis- sumó un nuevo ingrediente: la legalización de webs de apuestas online. Muchas personas corren un serio riesgo de caer en el sufrimiento que provoca la ludopatía. Una pasión sangrante.

     La psicóloga Consuelo Tomás, responsable del Instituto Valenciano de Ludopatía y Adicciones No Tóxicas, indica que “la ludopatía está afectando a todas las edades y todos los estratos sociales. Cada vez encontramos a personas más jóvenes enganchadas, y eso se puede entender por varios motivos”. Por un lado, “han nacido con las nuevas tecnologías bajo el brazo, de tal manera que el dominio para jugar online lo tengan al alcance de la mano, y además, el juego online permite privacidad y anonimato. Pero es verdad que muchas personas jóvenes se están quedando atrapadas en los bares y salones de juego donde hay pantallas gigantes, las consumiciones son a precio de coste, y todo esto oculta el peligro de las apuestas deportivas en un entorno agradable. Estamos descubriendo que es una forma errónea de socializar”.

        “Las apuestas deportivas tienen un potencial adictivo muy superior al que pueda representar algún otro juego de azar”, prosigue Consuelo Tomás. “Los juegos en los que el intervalo entre que hacemos la apuesta y sabemos si ha sido ha ganadora o no es más corto, tienen un potencial adictivo más elevado. Antes, apostábamos a 1-X-2 y había que esperar a que los 15 partidos finalizaran para comprobar nuestros resultados. Ahora, en tiempo real, podemos estar haciendo múltiples apuestas y saber al minuto siguiente si hemos ganado”.

         Prescriptores publicitarios

       La psicóloga Consuelo Tomás abunda en que “nos tenemos que plantear por qué se ha eliminado adecuadamente la publicidad del tabaco y del alcohol, y por qué se está permitiendo que se publicite en las camisetas de los jugadores y en los medios de comunicación. Esto consigue que no veamos que el juego sea algo peligroso. Es más, al aparecer un deportista de élite o una persona famosa con atracción social y poder económico en estos anuncios, se transmite que a través del juego podemos obtener la aceptación que tiene esa persona en la sociedad. Esto es un error. No debe haber publicidad del juego, porque hace que no parezca nocivo ni peligroso. Y debemos aprender a sentir la emoción del deporte sin vincularlo a la necesidad de tener una ganancia económica”.

    Normalmente, los anuncios de casas de apuestas online, como describe Consuelo Tomás, son “mensajes muy cortos que van filtrando en el cerebro y crean ese deseo en la persona. Pero además, si la persona que ya tiene un problema de ludopatía, cuando ve ese tipo de mensajes, la excitación que tiene por el deseo de jugar aumenta. Inmediatamente va a sentir cierto ‘mono’ de hacer apuestas deportivas”.

       Prevención y consecuencias

     Tomás afirma que “a diferencia de lo que pasa con otras drogas, como el alcohol, el tabaco, la cocaína, y parece que actualmente hay un repunte de la heroína, la ludopatía es una adicción invisible, porque se queda en el seno de la familia, y además, pese a los estragos que está causando, no representa un coste sanitario”.

     “La ludopatía es una adicción silenciosa”, prosigue la resposable del Instituto Valenciano de Ludopatía y Adicciones No Tóxicas, “en el sentido de que se trata de personas con la vida completamente normalizada. Hasta que su familia descubre el problema pasa mucho tiempo. Y, por otra parte, eso no representa un coste sanitario importante, sino todo lo contrario: el Estado está recaudando muchos impuestos”.

      En palabras de Consuelo Tomás, “cuando una persona hace una apuesta, tiene un nivel de excitación y adrenalina grande. La emoción propia de ver un partido se confunde con ese subidón de adrenalina, y no tienen nada que ver. Pero se están asociando”.

Consuelo Tomás – Instituto Valenciano de Ludopatía y Adicciones No Tóxicas – tratamiento ludopatía Valencia – ludopatía Valencia – apuestas deportivas – apuestas deportivas on line – juego on line – publicidad del juego – Economia3.com – periodista Juan Antonio Gallart – psicólogos Valencia – adicciones Valencia – adiccionesvalencia.es – apuestas on line – fútbol – quinielas – apuestas

 

Publicado en blog Etiquetado con: , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Categorías