FOTOS FALLAS 2012 010            Desde el origen de la civilización, las personas han intentado dar explicación a determinados hechos que no comprendían (por ejemplo, los eclipses) y han intentado controlar y dar sentido a las experiencias que vivían. En la actualidad, esa necesidad de control y seguridad en lo que hacemos, hace que algunas personas recurran a diferentes tipos de videncia (tarot, hechizos…) para reafirmar sus creencias y sentirse seguros ante determinadas situaciones y decisiones de su vida.

Todo ello da lugar a que, en algunas personas, surja  la adicción al tarot u otras formas de adivinación y, ello les genera  graves problemas.

Las personas con adicción al tarot o a los diferentes tipos de adivinación, no pueden dejar de consultar ante la menor duda en su vida cotidiana, a los videntes o recurrir a otras formas de adivinación. Sólo sienten alivio a su malestar,si llaman por teléfono o acuden a videntes. Ello hace que cada vez se gasten más dinero e inviertan más tiempo consultando a videntes.La mayor parte parte del día  tienen la mente ocupada en llamar o acudir a los videntes, consultar horóscopos, comprar material para hacer hechizo, etc. Llega un momento en el que dejan de  utilizar otras estrategias de afrontamiento que sí son adecuadas  y sustituirlas por las que les dice el vidente (p. ej:  buscar únicamente grandes trabajos porque el vidente le  has dicho que va encontran un gran empleo,  crear c altos niveles de exigencia en su relación de pareja porque el vidente le has dicho que es así como tienen funcionar con tu cónyuge.

La adicción a tarot o la adivinación acaba limitando la  libertad y capacidad de elección en la vida de las personas “engancahas” y les genera graves problemas: económicos, personales, familiares, etc.

Si Ud. mismo o detecta que algún familiar o conocido está enganchado al tarot u otras formas de adivinación, es importante que tome conciencia de la necesidad de llevar a cabo un tratamiento psicológico especializado.

Si tiene cualquier duda, puede ponerse en contacto con el Instituto Valenciano de Ludopatía y Adicciones no Tóxicas. Tel: 963 941 587. Le atenderemos personalmente.