El verano y el uso inadecuado del móvil

        Es época estival y muchas personas ya están disfrutando de sus vacaciones o lo harán en Agosto. Sin embargo, el  verano y el uso inadecuado del móvil, en ocasiones, se pueden llegar a convertir en un hábito perjudicial. Pensemos que muchas personas son incapaces de divertirse y comunicarse de forma apropiada con sus familiares y amigos por el uso inadecuado que hacen de sus dispositivos móviles.

        El verano y el uso del móvil si no sabemos controlarlo acarrea todo tipo de problemas en todas las áreas de vida (personal, familiar, social, laboral…)

       La persona “enganchada” al móvil siente ansiedad si no puede consultar su móvil y no soporta la idea de quedarse sin batería o cobertura (nomofobia).  La persona experimenta un síndrome de abstinencia si no puede utilizar su móvil o se le interrumpe cuando lo está haciendo. En estos casos, la persona se siente irritada, nerviosa y puede llegar a realizar algún comentario o conducta fuera de lugar.

      En vacaciones, es común estar más pendiente de ver qué está sucediendo a través de móvil (consultando redes sociales, whatsapps…) que realizando otro tipo de actividades (pasear tranquilamente observando lo que nos rodea,   deleitarse contemplando el paisaje del mar o montaña, entretenerse jugando en la playa, saborear una buena comida con sus allegados…).  Por tanto, el uso inadecuado del móvil genera, un desinterés por la vida real y conduce al aislamiento pese a estar físicamente acompañado de nuestros allegados.

   Los conflictos en la pareja o resto de miembros de la familia aumentan porque no se participa activamente y con buen ánimo en los momentos en los que la familia está reunida por estar pendiente del móvil. Situaciones conflictivas en este sentido son las que se crean, por ejemplo:

       – cuando a al hora de la comida o cena o cualquier otro compromiso, se llega tarde por estar enfrascado en el móvil

      – cuando en la comida o cena, en lugar de dialogar, cada miembro de la familia, esta todo el rato con el móvil, pese a que son días de vacaciones y se tiene la oportunidad de pasar más tiempo juntos y compartir más actividades

       – cuando no se está escuchando lo que nos dicen y nuestra pareja o resto de familiares, se molestan por no prestarles atención

        – cuando cortamos la conversación porque nos llega un whatsapp, etc.

       Por otra parte, los problemas de las vacaciones y el uso inadecuado del móvil no solo afectan al área personal, social o familiar, sino que pueden llegar a tener repercusiones en nuestra salud física porque hay  personas que están pendiente del móvil y no lo desconectan para dormir.  Circunstancia que hace que las personas se encuentrne en un estado de alerta y puede provocar problemas de insomnio. Además no menos importante es el hecho de que se las ondas emitidas por los móviles modifican la actividad electrofisiológica del cerebro, actuando sobre los sistemas de neurotransmisores.

      Otro aspecto a tener en cuenta es el riesgo de accidentes en carreteras cuando se va al destino de vacaciones por estar utilizando el móvil en los vehículo. Incluso, teniendo manos libres, nuestra atención al volante decrece si estamos manteniendo una conversación por el móvil mientras conducimos. También en el caso, de ser peatones el riesgo de atropellos ha aumentado por estar mirando el móvil en lugar de observar si vienen coches. No solo corremos más riesgo de ser atropellados sino también de tener cualquier daño por tropezar con algún obstáculo en nuestro hogar o en la calle.

      Y por último, si en vacaciones o el resto del año, estamos pendientes de nuestro móvil es más probable que podamos acceder a páginas de juegos, de apuestas deportivas, compras, sexo…con el peligro que conlleva. Al potencial adictivo del móvil, se une el potencial adictivo de conductas que pueden desencadenar un adicción a los videojuegos,  al juego patológico o ludopatía, adicción a las compras o compras compulsivas, adicción al sexo, etc.

      El verano es una ocasión magnífica para aprender a desconectar del móvil y llevar a cabo actividades con nuestros familiares y amigos que contribuyan a relacionarnos de forma positiva y entretenernos e impregnarnos de sensaciones con el contacto directo de lo que nos rodea. ¡ Se puede disfrutar sin el móvil! ¡ Anímate y desconéctate del móvil ! ¡Te sorprenderá lo bien que te lo puedes pasar sin el móvil!

Consuelo Tomás – Instituto Valenciano de Ludopatía y Adicciones no Tóxicas- móvil – adicción al móvil – adicción a las nuevas tecnologías – adicciones  Valencia – tratamiento adicciones Valencia – psicólogos Valencia – adiccionesvalencia.es – ludopatía – tratamiento ludopatía Valencia – tratamiento adicción al sexo – compras compulsivas…

Publicado en blog Etiquetado con: , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*