Qué son las adicciones: adicciones tóxicas y no tóxicas

         Es frecuente que escuchemos noticias sobre adicciones en los medios de comunicación o, que en nuestro entorno, alguna persona pueda padecer un trastorno adictivo. Sin embargo, pese a que es habitual utilizar el término “adicciones” no  siempre sabemos exactamente qué síntomas caracterizan a  las adicciones y cómo podemos saber si nosotros mismos o algún allegado tiene un problema adictivo. Por tanto, identificar qué son las adicciones, tanto tóxicas como no tóxicas, es fundamental para poder detectar precozmente si padecemos alguna adicción.

        Las adicciones se caracterizan por un patrón desadaptativo de consumo de una o varias sustancias (alcohol,  tabaco, ansiolíticos, cocaína, cannabis…) o en  la realización de diferentes actividades ( apostar, comprar, uso de las nuevas tecnologías… ). Si estás leyendo estas líneas, es posible o algún familiar o allegado, esté “enganchado” y no pueda dejar de consumir alguna o varias sustancias, o no pueda controlar su impulso de jugar, comprar… Puede ser frecuente que la misma persona consuma varias sustancias y/o lleve a cabo conductas que se han convertido en adictivas (por ejemplo, consumir cocaína o alcohol, alcohol y tabaco, cocaína y compras compulsivas, ludopatía –problemas con el juego- y alcohol o tabaco y compras compulsivas, adicción a la comida y ansiolíticos, etc.)

          Las dependencias o adicciones se dividen en dos grandes grupos:

  1. las drogodependencias o adicciones relacionadas con el consumo de sustancias: tabaco, alcohol, cocaína, cannabis “porros”, drogas de diseño, fármacos (antidepresivos, ansiolíticos…), esteroides,  anabolizantes, etc.
  2. las conductas adictivas, también llamadas adicciones no tóxicas o adicciones comportamentales: adicción a los juegos de azar (ludopatía), al sexo, a la comida, a las compras, a videojuegos, al móvil, a redes sociales, al tarot, al deporte…

      En las personas que tienen algún tipo de adicción tanto, si se debe al consumo de sustancias (alcohol, tabaco, cocaína, psicofámacos…) como si se debe a algún tipo de adicción no tóxica o comportamental  (ludopatía, adicción al móvil, adicción al sexo…), se produce:

      – una relación de dependencia y pérdida de control con el consumo de sustancias   y/o con la realización de determinadas conductas,  

   – a pesar de los problemas y conflictos que surgen en todas las área de vida (personal, de pareja, familiar, laboral, económica…),

      – junto con una pérdida de interés en otras actividades que antes sí les satisfacían de su vida.

      En definitiva, si una persona tiene una o varias adicciones, no puede dejar de consumir la/s sustancia/s o parar las conductas de comer, comprar, apostar, o sólo lo consiguen durante un corto intervalo de tiempo, pese a las consecuencias negativas ocasionadas por tus problemas adictivos (ansiedad, estado deprimido, pérdida de dinero, discusiones familiares, etc.) En todas las adicciones por consumo de sustancias y las adicciones no tóxicas o comportamentales, se dan dos elementos que nos ayudan a entender qué son las adicciones:

     Fenómeno de tolerancia: este fenómeno lo puedes observar cuando necesitas aumentar  la frecuencia y la cantidad de sustancias que consumes y la necesidad de incrementar  la cantidad de tiempo y dinero que inviertes en determinadas actividades, (necesitando consumir cantidades más grandes y con mayor frecuencia el alcohol, tabaco…, o dedicar más tiempo y/o dinero en  apuestas on line, comprar, practicar sexo, comer…) para conseguir el efecto deseado y reducir tu tensión.

        Síndrome de abstinencia: es el  estado emocional negativo (ansiedad, excitación, sedantes o antidepresivos, etc.) y/o efectos físicos que aparecen cuando no puedes consumir la/s sustancia/s de la que eres adicto o, cuando se te interrumpe o no puedes realizar las conductas adictivas (hablar por el móvil, conectarse a Internet, comer, comprar…) o te interrumpen mientras está inmerso en ellas. Es lo que comúnmente conocerás con el término como “mono”.

       Es común que las personas con adicciones inicialmente nieguen que tengan un problema, proporcionando excusas de todo tipo (“Bebo, juego, compro…lo normal”,”no tengo ningún problema. Puedo dejarlo en cualquier momento” “sé controlar”, etc. Excusas que impiden que se busque ayuda terapéutica lo antes posible ante la impotencia de los familiares.

Consuelo Tomás –  Instituto Valenciano de ludopatía y adicciones no tóxicas – adiccionesvalencia.es  – adicciones Valencia – tratamiento adicciones Valencia – adicción – tratamiento de la ludopatía – adicción a la comida – adicción al sexo – tratamiento de la adicción a las nuevas tecnologías – adicción al deporte – tabaco – alcoholismo- alcohol- adicciones no tóxicas -tratamiento adicciones Valencia

 

 

 

Publicado en blog Etiquetado con: , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*