LOTERÍA NACIONAL. CONSUELO TOMÁS          Podemos afirmar que, en España,  la Navidad comienza el día del Sorteo del 22 de diciembre. Son muchas las personas que están pendientes ese día para comprobar si sus décimos o papeletas son los agraciados. Todo ello, con un gran revuelo mediático que hace que todos nos sentimos felices por nosotros mismos o por los demás.

La Lotería es un juego de azar y, como tal, puede convetirse en una adicción: la ludopatía. Si bien es cierto que no es el juego que más engancha porque el premio no es inmediato (tenemos que esperar al día del sorteo, lo que implica que la gratificación no es inmediata sino demorada) y, porque no es un  juego interactivo  en el que, a diferencia de las máquinas tragaperras, cartas, etc.,  no participamos de una forma tan activa.

Sin embargo, a pesar que no es un juego que por sí mismo “enganche” a las personas y, estos casos son excepcionales, hemos de decir que cuando las personas adictas a otros juegos (máquinas, pocker, apuestas on line…) están desesperadas pueden llegar a perder el control en los demás juegos, como la lotería.  En estos casos siempre es necesario un tratamiento psicólógico especializado para solucionar el problema de ludopatía.

         Consuelo Tomás Benlloch. Instituto Valenciano de Ludopatía y Adicciones no Tóxicas