DEPENDENCIA EMOCIONAL- FOTO CONSUELO TOMÁS- 02-09-2014           Pocas veces nos planteamos o podemos entender, por qué nosotros mismos o nuestros conocidos, mantenemos relaciones con otras personas, a pesar de las humillaciones y faltas de respeto que recibimos de la pareja o entorno.

           Posiblemente, estemos hablando de un problema de depedencia emocional, que hace que las personas con este problema, se “enganchen” a personas que las dominan, desprecian y/o utilizan en su propio beneficio.  Las personas dependientes emocionales o codependientes, renuncian a sus propios deseos y necesidades, y únicamente están pendientes de satisfacer los deseos de la/s otra/s persona/s. Todo ello, hace que busquen el cariño de los demás, aunque se tengan que someter y viven para satisfacer las exigencias de los otros, dejando de realizar otras actividades o estar con otras relaciones que les hagan sentir bien.

            El problema de la dependencia emocional conlleva graves consecuencias porque, es determinante del maltrato físico y mental en muchos casos. Las personas con dependencia emocional que acuden a nuestro centro, se sienten  incapaces de cortar con  estas relaciones, a pesar de lo nocivas y peligrosas que pueden llegar a ser y precisan de la ayuda de un profesional para  solucionar esta situación y todos los factores relacionados con la misma.

            En nuestro centro trabajamos con los diferentes aspectos de la dependencia emocional (autoestima, saber comunicar deseos y sentimientos, saber discriminar las relaciones que nos enriquecen frente a las que nos anulan, hacer actividades solos o en compañía que nos hacen sentir bien, etc.), según las necesidades de cada persona.

Consuelo Tomás Benlloch

Adicciones Valencia