FOTOS PÁGINA WEBB 038           Aunque nos cueste asumirlo, la “felicidad” de muchas personas en nuestra Sociedad, depende en gran medida de sus atributos físicos. Motivo por el que se somenten a intervenciones o tratamientos estéticos de todo tipo (liposucciones, tratamientos de cavitación, productos “milagrosos” de adelgazamiento, dietas estrictas, etc.).

Estas personas que intentan tener un cuerpo perfecto y/o un peso ideal, entran en una espiral de consumo de tratamientos y productos estéticos, que les convierte  en esclavos de este tipo métodos  y productos para mejorar su imagen, sin tener en  cuenta el peligro que conlleva tanto para su salud física como mental.

La adicción a las intervenciones y/o tratamientos estéticos, impide que las personas que la padecen sean capaces de valorarse a sí mismas y a los demás por otro tipo de valores (por ejemplo,  la aceptación de uno mismo y de los otros tal y como somos, la buena comunicación, compartir experiencias, curiosidad por aprender, saber disfrutar de todo lo que nos rodea, etc. ).

Las personas adictas a las intervenciones y/o tratamientos estéticos se obsesionan con tener un cuerpo perfecto, y son incapaces de de dejar de consultar revistas, acudir a centros de estética, gastar dinero en productos… con la finalidad de tener un cuerpo 10. Por ello, cada vez se gastan más dinero en productos de cosmética y/o cada vez acuden con más frecuencia a centros de estética. Sin embargo, lejos de sentirse bien después de someterse a los diferentes tratamientos de estética, continúan aplicándose más tratamientos porque “nunca es suficiente” y necesitan estar al  día y probar los nuevos productos o avances en el campo de la estética, a pesar de la gran cantidad de dinero que se gastan, mintiendo y ocultando a sus familiares y/amigos el dinero invertido y la cantidad de tratamientos a los que se han sometido.

Para superar la adicción a las intervenciones y/o tratamientos estéticos o dietas, es necesario llevar a cabo un tratamiento psicológico especializado.

Consuelo Tomás Benlloch. Responsable y Psicóloga del Instituto Valenciano de Ludopatía y Adicciones no Tóxicas (tel. 963 941 587)