ADICCIÓN A LA COMIDA. 04-04-2014. FOTO CONSUELO TOMÁS            Cada vez, hay un mayor número más grandes de personas que, utilizan la comida para escapar de estados emocionales negativos o desagradables.

             Las personas con adicción a la comida cada vez ingieren cantidades de comida mayores, y, no pueden dejar de comer, a pesar de no tener hambre o sentirse “llenos”. La comida se convierte en el eje central de sus vidas, pese al malestar que les supone no poder controlar ni poder establecer límites a la cantidad y tipo de  alimentos que consumen, sobre todo, ricos en caloríasy grasas polisaturadas. Si el enfado, la insatisfacción la ansiedad,..hacen que utilicen la comida como una válvula de escape para sentirse bien, el comer sin control, acentúa sus sentimientos negativos y malestar, entrando en un círculo vicioso.

             Estas personas, como en el resto de personas con otros problemas adictivos, no reconocen sus problemas e intentan mentir y ocultar la adicción a la comida, a sus familiares y allegados.

            Las personas con adicción a la comida, necesitan un tratamiento psicológico especializado para que aprendan a controlar lo que comen, y resolver los problemas de base, relacionados con esta conducta adictiva.

           Si ud. mismo o algún conocido suyo tiene este problema y, desea más información, puede ponerse en contacto con el Instituto Valenciano de Ludopatía y Adicciones no Tóxicas. Consuelo Tomás Benlloch. Psicóloga y Responsable del Instituto.