Publicidad y Ludopatía. Foto Consuelo Tomás. Foto Chelo Tomás. 14-11-2014            La publicidad del juego ha aumentado de forma considerable en los últimos años.  Basta con encender el televisor y observamos la gran cantidad de anuncios relacionados con el juego (apuestas deportivas, pocker on line, loterías…) e, incluso espacios o cadenas dedicados a realizar apuestas en los diferentes juegos de azar (ruleta, torneos de pócker…). Este fenómeno no se limita al medio televisivo, sino que abarca todo tipo sectores  en los que las empresas dedicadas al juego (radio, publicidad en camisetas de equipos de fútbol, descargas de Internet, etc.) incitan a que gastemos nuestro dinero, apostando.

              Los factores que hacen que las personas tengan más posibilidades de desarrollar una ludopatía a o adicción al juego, son múltiples. Abarcan desde variables personales a medioambientales. Es, dentro de los factores o variables  medio o socio-ambientales, en las que se incluye la publicidad.

             Por tanto,  podemos afirmar que los mensajes publicitarios en los que se hace creer a las personas que, si juegan, pueden aumentar sus ingresos de forma fácil,  suponen un “falso” aliciente para que empezar a jugar y a perder dinero.  Dinero perdido que,  hace que las personas, lejos de apartarse de las apuestas en los diferentes juegos de azar, intenten recuperar las pérdidas,  jugando más. De esta forma, entran en un círculo vicioso que les lleva a desarrollar una conducta adictiva o dependiente:  la adicción al juego o ludopatía.

                Esperamos que esta reflexión sirva para que tomemos conciencia de que,  si se ha prohibido la publicidad de alcohol y tabaco en eventos deportivos y distintos medios de comunicación, sería importante que nos planteemos por qué se permite la publicidad del juego, dado que el problema de la ludopatía, al igual que el resto de  adicciones, ocasiona graves problemas a la  persona que lo padece y a su entorno.

Consuelo Tomás Benlloch

Adicciones Valencia