FOTOS FALLAS 2012 156

                Los juegos de azar que más “enganchan”  son las máquinas tragaperras, los juegos de los casinos on line o presencialmente (pocker, ruleta…) y las apuestas deportivas. Estos juegos, a diferencia de otros, como las loterías u cupones de la ONCE, tienen unas serie de particularidades que los hacen muy peligrosos al tener un potencial adictivo muy elevado.

              Los factores que explican por qué  las máquinas tragaperras, el  pocker, la ruleta y las apuestas deportivas tienen ese gran potencial adictivo, son, entre otros, los siguientes:

                                            – Son juegos interactivos:  la persona participa activamente en los mismos (por ejemplo, en las máquinas tragaperras se le da oportunidad de no cobrar el dinero y convertirlo en bonos, jugar a sencillo, doble o triple; en el pocker, la persona juega con otros jugadores, decide plantarse o subir la apuesta, etc.).

         – Al participar activamente, la persona se distrae o evade de los problemas que pueda tener mientras está jugando.

          – “Se les hace creer” a las personas que juegan que su habilidad o inteligencia pueden influir en el resultado del juego. En los juegos de azar, como su nombre indica, lo que influye es el azar. Esto quiere decir, que nosotros no podemos influir en el resultado del juego ni podemos saber qué jugada va a salir premiada.

          – El intervalo entre la apuesta y el resultado de la misma es muy corto.  Por ejemplo, en las máquinas tragaperras cada 3 segundos sabemos si la jugada ha sido premiada o no, mientras que si compramos un cupón de la ONCE tenemos que esperar a la noche para saber si nuestro cupón ha salido premiado.

Fácil accesibilidad: Las máquinas están en todos los bares, resultando muy difícil encontrar un bar en el que no existan máquinas tragaperras. Respecto a las apuestas deportivas, pocker, ruleta…ni siquiera necesitamos salir de nuestras casas o entran en el local de juego porque a través de Internet, en nuestros móviles,  podemos acceder en cualquier momento del día y desde cualquier sitio a los casinos y casas de apuestas “virtuales”.

   – Publicidad desmedida: Basta enchufar el televisor para ver la gran cantidad de publicidad destinada al mundo del juego, sobre todo, de las casas de apuestas deportivas y casinos virtuales, normalmente representada por ídolos deportivos (Nadal) o clubs deportivos (el Real Madrid y algunos otros equipos  lucen en su camisetas publicidad de casas de apuestas deportivas on line), etc.

– Posibilidad de realizar inmediatamente otras apuestas con la intención de incrementar las ganancias y fundamentalmente, de intentar recuperar lo antes posible el dinero perdido. etc.

Todos estos factores influyen de una forma decisiva para que la mayor parte de personas que juegan a las máquinas tragaperras, pocker, apuestas deportivas se queden “enganchadas” al juego, en una espiral muy peligrosa que deteriora todas las áreas de vida de la persona jugadora (económica, familiar, personal…).

Una vez la persona se ha convertido en adicta al juego, se necesita ayuda psicólogica especializada para poder salir de la ludopatía o adicción al juego.

Para más información, puede ponerse en contacto con el Instituto Valenciano de Ludopatía y Adicciones no Tóxicas de Valencia. Tel: 963 941 587.